Guía de Viaje. Portugal: Oporto y Lisboa.

Hoy inauguro una nueva sección llamada ‘Guía de Viaje’ en la que sintetizaré los aspectos más relevantes, organización y lugares que no te puedes perder del destino del que vayamos a hablar.

En este caso, he escogido Portugal, donde estuve ya hace un par de años, pero guardo geniales recuerdos y mucho ‘Saudade’.

Organización del viaje:

Disponíamos de 6 días y habíamos planeado hacer el viaje en coche (desde Zaragoza). Existen vuelos bastante baratos tanto a Oporto como a Lisboa, pero como queríamos ir de una ciudad a otra y visitar otros pueblos sin depender de horarios, optamos por el coche.

Pernoctamos 2 noches en Oporto y 3 noches en Lisboa, y creo que así fue perfecto. Soy bastante de improvisar cuando viajo pero siempre miro los lugares interesantes antes de viajar, para organizar un poco los días y “no perder el tiempo” durante mi escapada. También suelo mirar restaurantes recomendados, ya que la comida es otra de mis grandes pasiones y valoro mucho comer en lugares típicos o famosos de la ciudad, aunque no pienses que no como bocadillos o fast food por la calle, que también.

Lugares que no te puedes perder:

Primero fuimos a Oporto, ciudad que me encantó, aunque es tal y como me la esperaba. Es una ciudad gris, aunque muchos de sus pequeños edificios son de colores. Se respira cierta melancolía, hay viejos pescadores que vuelven paseando después de su jornada, calles empedradas… En realidad es una ciudad bastante mágica. Te enumero a continuación los ‘imperdibles’ de esta ciudad:

  • Río Duero y puente Don Luis I (creado por Gustave Eiffel)
  • Torre de los Clérigos, puedes subir a la torre para tener una vista panorámica de la ciudad.
  • Vilanova de Gaia, aquí puedes contratar una visita por alguna de sus famosas bodegas. Normalmente el mismo ticket incluye un paseo en barco para ver los puentes de la ciudad a través del río Duero.
  • Librería Lella, es espectacular y J.K. Rowling se inspiró aquí para ambientar alguna de sus escenas de Harry Potter.
  • Estación de San Bento, debes entrar y analizar paso a paso sus azulejos.
  • Mercado del Bolhao, estando aquí entenderás perfectamente la esencia de la ciudad. Una belleza decadente y encantadora.

No son muchos lugares, pero para 2 días son suficientes si tenemos en cuenta que el principal atractivo de esta ciudad es pasear por sus calles, sentarse cerca del río a ver el atardecer, o tomar un café en una terracita de alguna transitada calle.

Aparte de visitar todos estos lugares fascinantes, en mi viaje opté por un recorrido en Bus turístico. No es muy caro y te da la oportunidad de ver zonas más a las afueras que sin el bus no habrías visitado, como la costa que se extiende al norte de la ciudad.

Te dejo con algunas fotos que tomé.

 

 

Después de Oporto, pusimos rumbo a Lisboa¡Esta ciudad sí que me sorprendió! Es una ciudad preciosa, imponente, cultural y con mucha historia. Pero a la vez no pierde esa magia de pequeños barrios de colores escalando sus colinas. En esta ocasión utilizamos 48 horas en ver Lisboa y otro día más para ver Sintra, que no te lo puedes perder. Los ‘imperdibles’ de Lisboa que te recomiendo son estos:

  • El centro: Praça do Comércio, Praça del Rossio. Encontrarás calles minuciosamente empedradas, lujosas tiendas, cafeterías especiales…
  • Catedral de Lisboa
  • Barrio Alto: el sitio por excelencia para ver Lisboa
  • Torre de Belem: Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, aunque está un poco a las afueras hay muchas opciones para ir
  • Elevador de Santa Justa: te aconsejo subir al atardecer porque impresiona y mucho
  • Coger el famoso tranvía y si puedes, la ruta número 28 ya que te da un paseo por los lugares más recónditos de Lisboa
  • Barrio de Alfama, llamémosle hipster, encierra una melancolía y colores geniales

Como en Oporto, bajo mi punto de vista estas ciudades son para pasear, admirar, sentarse en una cafetería a observar. Hay muchas más cosas que hacer en Lisboa, pero en 2 días, las que te he mencionado son suficientes para hacerse una buena idea de esta ciudad.

 

 

El siguiente ‘imperdible’ formaría parte de la visita a Lisboa, y es Sintra y el Palacio da Pena. En realidad Sintra es una pintoresca pequeña ciudad de la costa, muy cerca de Lisboa (unos 40 min. aproximadamente) pero su principal atractivo es el Palacio da Pena, es hermoso, colorido, tiene un estilo nada convencional y además puedes pasear por sus jardines. La entrada, no recuerdo cuánto costaba, pero no era barata (creo que unos 10-15€) incluye tanto los jardines, como el interior del Palacio. Aunque hay restaurantes y cafeterías dentro, nosotros utilizamos sólo una mañana en visitarlo, luego comimos en Sintra y por la tarde recorrimos en coche la costa hasta volver a Lisboa, pasando por Estoril también.

 

 

Economía del viaje:

Como transporte, que ya he dicho antes, los vuelos no son excesivamente caros. Nosotros que fuimos en coche gastamos unos 2 depósitos y medio de gasolina (con el viaje desde Zaragoza incluido). Una vez allí, en Oporto casi no necesitas transporte para ir de un lugar a otro. En Lisboa cogimos unos tickets de bus turístico que aprovechamos también para ir de una zona de la ciudad a otra, creo que nos costaron en torno a 10€.

Los hoteles, como en casi todas partes, hay de todo. Nos alojamos más o menos en el centro de ambas ciudades, como a unos 20 minutos andando. Conseguimos precios en hoteles bastante buenos de unos 40-60€ por noche en habitación doble.

La comida y restaurantes es muy similar a España, encontramos el mismo tipo de restaurantes por el mismo rango de precios, así que dependerá de lo que busques. Vamos a poner una media de 15€ por comida, contando que elegí algunos buenos restaurantes para cenar.

Y como otros o varios podríamos añadir el billete para el barquito en por el Río Duero en Porto + bodega creo que no superaba los 7€. También pagamos la entrada a la Torre de Belém en Lisboa, que es menos de 5€ pero con el carné joven o de estudiante hay descuento. También el Palacio da Pena que ya he mencionado.

En total, calculo que me pude gastar unos 450€. Éste es mi presupuesto para el viaje que a mí me apetecía hacer, evidentemente se puede viajar mucho más barato y mucho más caro. Lo pongo sólo de referencia para que veas con cuánto tienes que contar si haces un viaje de las mismas características.

 

 

En definitiva, si dispones de unos días, te aconsejo que visites este maravilloso país. Tiene mucha historia, y se respira melancolía y belleza por cada uno de sus rincones. Yo fui hace dos años y escribiendo este post he recordado  momentos y lugares que me apetece volver a vivir…

 

¡Nos leemos pronto!

 

Ro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.